martes, 22 de septiembre de 2009

WINDOR




...Un viento helado sopló en el mundo...
...La piel del oso se quebró y se abrió...
...Una serpiente nació del hielo...




Mi quinto hermano...



Windor vio la luz ocho minutos después de que lo hiciera Brianwell, y el tiempo se detuvo... un frío aterrador alcanzó a mi madre y a mis hermanos en el mismo instante en que se rompió el cascarón blanco y brillante que protegía al dragón más grande que contempló jamás esta tierra. Su boca se abrió dejando escapar un suave murmullo, como el reclamo de un osezno a su madre, pero de su garganta asomó un vaho blanco, helado y neblinoso.

La blanca nube formada por su primer aliento se mezcló con la roja luz insólita propia del nacimiento de nuestra camada, dotando a las frías paredes de nuestra cueva de un tono rosado y acogedor a pesar del hielo desprendido por el huevo al romperse.

Mi madre no supo de dónde provenía el frío inaudito que se sintió con la llegada de Windor.

Mi quinto hermano estiró sus extremidades y miró el entorno que lo rodeaba... sus azules ojos parecían pedazos de un mar en mitad del hielo desolador , solitarios, independientes, dotándole de una personalidad única y temible.
Mis hermanos temblaron y buscaron el calor de mi madre, enroscándose bajo sus protectoras escamas.
Dorgán miró al pequeño, desafiante, y Tarcareth asomó su hocico tras mi hermano mayor, observando curioso.
Vernadath suspiró inquieto y erizó su pequeña cola en punta de flecha.
Brianwell fue la única que se acercó al recién nacido y levantando la mirada al cielo rugió con furia.

Windor permanecía impasible ante las reacciones de mis hermanos y, poco a poco, todos fueron acercándose a él formando un círculo a su alrededor.
Windor los miró a todos con sus grandes ojos azules, uno por uno, y abrió sus pequeñas fauces de las que emanaron densas nubes blancas de humo.

El dragón más fuerte de la camada extendió sus alas transparentes y las batió fieramente.

Un viento helado se apoderó de la madriguera...

2 Pensamientos de los Maestros:

Arwen dijo...

Fascinante el relato Carolina y Lyodran me teneis enamorada de vuestro blog y los nacimientos son preciosos veremos ese viento helado de donde surge envolviendo a su familia...precioso Carolina, besitosss a los dos...

Sidel dijo...

¿Un dragón unido al frío? parece interesante...como convivirán el hielo y el fuego juntos??? Espero ansiosa la continuación, jejeje. Besos

Tantas veces importa más el fuego del Dragón
Que la sal en la herida olvidas
Pero la cicatriz te recuerda
Los parches que existen en el corazón

La que vive conmigo

Mi foto
Carolina
Soy occidental pero mi corazón es oriental. Soy humana pero soy El Halcón. Todo en mí es pura contradicción. Maiko en proceso de aprendizaje.
Ver todo mi perfil

Translate

Vive Dios que no ha pisado la Tierra bestia equiparable al poderoso Dragón en lo que a fuerza y majestuosidad se refiere, y pocas hay en ellas tan dignas de los diligentes estudios de los hombres sabios

Gildas Magnus, Ars Draconia
Y esto que les he escrito, podría ser suficiente para satisfacer a cualquier hombre razonable de que existen serpientes voladoras y dragones en el mundo

Edward Topsell, 1658
Temblad y sufrid la ira de los Dragones pues nada es más poderoso, majestuoso y bello que un Dragón a punto de destruirte con un solo soplido de fuego
La Vida comenzó con el Fuego.
Su guardián, el Dragón.
El Fin de los Tiempos comenzará con el Fuego...

Dominar el Cielo, guardar el Infierno.
Tan alta misión es propiedad del Dragón.
No existirá jamás criatura alguna en este mundo capaz de ello...

 

Design by Blogger Buster | Distributed by Blogging Tips