viernes, 28 de mayo de 2010

La espera es eterna...





La espera es eterna
Los hombres se preocupan de sus vidas
Y yo quiero ver la luz...














Mi espera se torna impaciencia. Sé que mi historia es difícil de escribir, complicada, por ello le doy todo el tiempo del mundo a "La Que Vive Conmigo", ocupada con sus libros, sus cosas, pero...voy insistiendo y empujando, que ella sé que comprende que debe contar la historia de mi familia, pero también sé que se trata de una época poco documentada, oscura y desarrollada en un país cuya historia es desconocida por la gran Europa.

He vuelto de mi letargo y quiero hablarle al mundo. Hasta que no sea así, mi historia permanecerá dormida. Hacedme un lugar porque vengo dispuesto a todo y no os quedaréis indiferentes.
Los Siete Dragones de Inverness vuelven, con fuerza de animal, más fieros que nunca. Los Dragones de la estirpe de la Cruz de Rosslynn vuelven para contar su historia.

Lyodrán, El Dragón.

miércoles, 10 de febrero de 2010

EL REGRESO







Un nuevo día amanece...
El Sol despierta de su letargo...
Aquí estoy, la Serpiente que vuela...
He regresado, la espera terminó...










Yo, Lyodrán, dragón de la antigua estirpe de los Dragones de Rosslyn, descendiente de una gran generación ya extinta -eso creo-, perteneciente a la familia conocida como "Los Siete Dragones de Inverness", he vuelto al mundo mortal y a continuar mi vida con "La Que Vive Conmigo", después de dejar el territorio que ocupa mi nueva existencia, para visitar mi antiguo hogar y mis viejos amigos, esperando, siempre esperando, a que mi historia vea la luz del sol.

Pero "La Que Vive Conmigo" anda ocupada, muy ocupada, con sus cosas y sus amigos; a mi vuelta, me sorprendió, la muy canalla, diciéndome:
-Lyodrán, empaqueta tus cosas, nos vamos.-
-¿Nos vamos?...¿Cómo que nos vamos?.
-No preguntes, por favor, nos vamos.

Mi rostro, ya de por sí feo -más que feo, fiero y agresivo-, se contrajo en una mueca aún más fea, fiera y agresiva; mis fosas nasales empezaron a exhalar humo negro de gas metano (¿o carbono?), no sé, confundo los gases...
Lo único cierto, es que La Que Vive Conmigo me dejó... confundido...

Me retiré a un rincón y empecé a resoplar. Mis escamas de reptil refulgieron de tal modo que su primigenio color rojo fue tornándose a dorado, producto de un enfado sin igual como no recuerdo haber sentido antes.




...Y ahora... ¿debemos dejar todo atrás?... -le pregunto a La Que Vive Conmigo-.
-Sólo lo que no nos no resulte imprescindible. Lo inútil, los malos recuerdos, lo que nos traiga a la memoria lo infelices que fuimos alguna vez, todo ello debemos tirarlo a la basura, desprenderlo de nuestro corazón.-
-Dáme tiempo, le respodí a mi otro yo. Dáme tiempo.
-No queda tiempo ya, es hora de marcharnos...

Sus palabras, sus suaves palabras, provocaron una gran convulsión en mi recién llegada persona, animal, a este mundo mortal. No sabía cómo reaccionar; pero sus ojos, sus ojos color de los mares de este infinito mundo, me tranquilizaron y convencieron de que debíamos partir; hacia un nuevo mundo, un nuevo amanecer de serenidad, donde mi historia sería por fin contada, con infinita paciencia y sabiduría -eso creo otra vez, al menos confío en que así será-.

La historia de Lyodrán, mi historia...

Pronto comenzará, desde sus inicios, o así lo espero...

LYODRAN, el Dragón.

Tantas veces importa más el fuego del Dragón
Que la sal en la herida olvidas
Pero la cicatriz te recuerda
Los parches que existen en el corazón

La que vive conmigo

Mi foto
Carolina
Soy occidental pero mi corazón es oriental. Soy humana pero soy El Halcón. Todo en mí es pura contradicción. Maiko en proceso de aprendizaje.
Ver todo mi perfil

Translate

Vive Dios que no ha pisado la Tierra bestia equiparable al poderoso Dragón en lo que a fuerza y majestuosidad se refiere, y pocas hay en ellas tan dignas de los diligentes estudios de los hombres sabios

Gildas Magnus, Ars Draconia
Y esto que les he escrito, podría ser suficiente para satisfacer a cualquier hombre razonable de que existen serpientes voladoras y dragones en el mundo

Edward Topsell, 1658
Temblad y sufrid la ira de los Dragones pues nada es más poderoso, majestuoso y bello que un Dragón a punto de destruirte con un solo soplido de fuego
La Vida comenzó con el Fuego.
Su guardián, el Dragón.
El Fin de los Tiempos comenzará con el Fuego...

Dominar el Cielo, guardar el Infierno.
Tan alta misión es propiedad del Dragón.
No existirá jamás criatura alguna en este mundo capaz de ello...

 

Design by Blogger Buster | Distributed by Blogging Tips