domingo, 20 de septiembre de 2009

BRIANWELL




...El Dragón surca el Cielo, majestuoso y bello...
...El Águila poderosa se cruza en su vuelo...
...El rey Sol los une para siempre...



Mi cuarta hermana... la primera hembra...


Brianwell vio la luz diez minutos después de Vernadath, cuarenta minutos después de que lo hiciera mi hermano Dorgán, el mayor, y treinta y ocho minutos después que Tarcareth. Segundos antes, la cáscara del huevo contiendo su frágil cuerpo se convulsionó y tembló presagiando la nueva vida inquieta que se escondía en su interior.
Mucho antes de que se asomara a este mundo, sus ojos, mitad verdes, mitad negros, miraron con curiosidad el exterior a través de la primera grieta producida en el blanco y duro cascarón protector.

Quería saber más antes de dejar sentir su presencia... su cerebro de serpiente pensaba deprisa, desarrollando una inteligencia muy superior a la que era habitual en un reptil de sus características.
A lo lejos, vio reflejado su rostro en un rostro familiar, conocido y hermoso... mi madre, Kandarea, la miraba con los mismos ojos de color de las verdes tierras escocesas y de la negra noche de los tiempos.

La mirada de Brianwell se hizo más intensa. El verde superó al negro y quiso la Vida que los colores se integraran con la luz insólita que desprendían sus escamas, otra vez esa luz... roja, brillante, premonitoria de un destino unido a la Historia de nuestra Tierra y nuestra familia.

La hembra más temible que vió la luz jamás miró a su alrededor y rugió, mostrándose al mundo. Mis tres hermanos mayores detuvieron sus movimientos, atónitos, asombrados y, sobre todo, admirados de la fuerza e inteligencia que se extendía por el espacio de nuestra cueva. Todos se acercaron a ella para mostrarle respeto a la que, intuían, sería la más grande, a la poderosa e imperturbable Brianwell, todos, excepto mi madre.

Kandarea la miró desde lejos y exhaló humo negro de sus fosas nasales mientras se formaba entre sus fauces una sonrisa de triunfo...

Por fin había nacido su heredera...

2 Pensamientos de los Maestros:

Mjesus dijo...

Cada día más enganchada.
Besos

Sidel dijo...

Su heredera!Por fin una dragona entre tanto macho, jejeje. Dragonas al poder y si son de belleza majestuosa, mejor, jeje. Su imágen es tierna y poderosa a la vez. Me ha gustado! besos

Tantas veces importa más el fuego del Dragón
Que la sal en la herida olvidas
Pero la cicatriz te recuerda
Los parches que existen en el corazón

La que vive conmigo

Mi foto
Carolina
Soy occidental pero mi corazón es oriental. Soy humana pero soy El Halcón. Todo en mí es pura contradicción. Maiko en proceso de aprendizaje.
Ver todo mi perfil

Translate

Vive Dios que no ha pisado la Tierra bestia equiparable al poderoso Dragón en lo que a fuerza y majestuosidad se refiere, y pocas hay en ellas tan dignas de los diligentes estudios de los hombres sabios

Gildas Magnus, Ars Draconia
Y esto que les he escrito, podría ser suficiente para satisfacer a cualquier hombre razonable de que existen serpientes voladoras y dragones en el mundo

Edward Topsell, 1658
Temblad y sufrid la ira de los Dragones pues nada es más poderoso, majestuoso y bello que un Dragón a punto de destruirte con un solo soplido de fuego
La Vida comenzó con el Fuego.
Su guardián, el Dragón.
El Fin de los Tiempos comenzará con el Fuego...

Dominar el Cielo, guardar el Infierno.
Tan alta misión es propiedad del Dragón.
No existirá jamás criatura alguna en este mundo capaz de ello...

 

Design by Blogger Buster | Distributed by Blogging Tips