viernes, 2 de octubre de 2009

VALINWELL





...Un rugido en el valle...
...Las nubes ocultan el Sol...
...El aullido del Lobo...
...Penetra en el corazón...




Mi sexta hermana... la segunda hembra...





Valinwell vio la luz treinta minutos después de que lo hiciera Windor y yo, en ese instante, ya había perdido la noción del tiempo respecto a los nacimientos de mis primeros hermanos, sólo recuerdo que el frío fue reemplazado por un temblor proveniente del interior de las montañas próximas a nuestra madriguera.

El rojo e insólito resplandor de la extraña luz que acompañaba al nacimiento de todos y cada uno de los miembros de nuestra camada se hizo sentir deslumbrante, al compás de los aullidos de los lobos del valle, intermitente y poderoso.
Las escamas de Valinwell asomándose y destacando en el blanco cascarón del huevo, fueron el reflejo y la premonición del fuego que dominaría nuestra existencia, del poder de la naturaleza actuando a través de nosotros.

Valinwell aspiró el aire que la rodeaba y escuchó la llamada del lobo que la poseía, que la dominaba, dotándola de un valor y un atrevimiento sin límites.
Mis hermanos ladearon sus cabezas, mirándola, esperando su próximo movimiento.
Kandarea, mi madre, volvió a sonreir, pletórica, orgullosa de contar entre su camada con una nueva hembra fuerte, inteligente, pero sobre todo valiente y capaz de dirigir a sus hermanos en los momentos de desánimo, otorgando, con su coraje el último aliento de entrega en la batalla final.

La hembra más valiente de la estirpe de los Siete Dragones de Inverness había visto la luz.
Su poder traspasó las paredes de la madriguera, provocando un suave lamento que escapó de su garganta, con un sonido infrahumano que ocultó el aullido salvaje de los lobos del valle.

Valinwell olfateó el frío aire de la cueva y vislumbró su posición en la camada. Su sentido jerárquico le indicó que debía retraerse, buscando el último lugar en cuanto a su relación con su madre y hermanos.

Pero eso sería por el momento, hasta que la gran estrella Antares, o su propio espíritu, le indicaran lo contrario...

1 Pensamientos de los Maestros:

Sidel dijo...

Una dragona loba!!! creo que la seguire más de cerca que a los demás, jaja. besos

Tantas veces importa más el fuego del Dragón
Que la sal en la herida olvidas
Pero la cicatriz te recuerda
Los parches que existen en el corazón

La que vive conmigo

Mi foto
Carolina
Soy occidental pero mi corazón es oriental. Soy humana pero soy El Halcón. Todo en mí es pura contradicción. Maiko en proceso de aprendizaje.
Ver todo mi perfil

Translate

Vive Dios que no ha pisado la Tierra bestia equiparable al poderoso Dragón en lo que a fuerza y majestuosidad se refiere, y pocas hay en ellas tan dignas de los diligentes estudios de los hombres sabios

Gildas Magnus, Ars Draconia
Y esto que les he escrito, podría ser suficiente para satisfacer a cualquier hombre razonable de que existen serpientes voladoras y dragones en el mundo

Edward Topsell, 1658
Temblad y sufrid la ira de los Dragones pues nada es más poderoso, majestuoso y bello que un Dragón a punto de destruirte con un solo soplido de fuego
La Vida comenzó con el Fuego.
Su guardián, el Dragón.
El Fin de los Tiempos comenzará con el Fuego...

Dominar el Cielo, guardar el Infierno.
Tan alta misión es propiedad del Dragón.
No existirá jamás criatura alguna en este mundo capaz de ello...

 

Design by Blogger Buster | Distributed by Blogging Tips