domingo, 8 de marzo de 2009

Y CON ÉL LLEGÓ EL CAOS


No hace muchos días llegó a casa un sobre comercial con publicidad de una marca de sobras conocida. Entre las muchas ofertas que me ofrecían había una encuesta en la que se me preguntaba cuántos miembros formábamos la unidad familiar. Bien, pregunta fácil: mi madre, mi perro Kai, Lyodrán y yo.
Espera... no puedo justificar a un perro como miembro de mi familia, y menos aún a un dragón, porque, San Jorge me asista, Lyodrán es un dragón y forma parte de mi familia (chistosos, incrédulos, intolerantes, pueden dejar de leer esto e irse a youtube a ver el último vídeo de moda, que para mí ya supone un trauma el tener que compartir techo y comida con un animal de esta especie).
Bien, el caso es que debido a la llegada de esta inoportuna correspondencia, mi consciencia despertó ante la realidad y deduje que no podía ocultar por más tiempo a este magnífico animal que vive conmigo. Así me lo planteó también Lyodrán:
-O me presentas en sociedad o desaparezco y me voy a la Tierra Media.
Tentada estuve de escoger la segunda opción y si no lo hice fue porque Kai intercedió por él, ya se sabe, la solidaridad entre animales, yo te apoyo pero me quitas al gato de la vecina de encima y le chamuscas los bigotes, y el domingo p'al aperitivo te dejo picotear mis "Dog Chows", etc., etc.
Le pedí a Kai que no se metiera en asuntos que no le incumbían y que fuera a perseguir al gato de la vecina que estaba clamando venganza desde el patio trasero, a la vez que reclamaba que se le financiara una buena dosis de bótox para arreglarse los bigotes y, a cambio, prometía retirar la denuncia interpuesta en la protectora de animales.
Cuando me hube quitado a Kai de enmedio continué mi conversación con Lyodrán:
-Escucha, le dije. No puedes salir a la luz. Hoy en día ya nadie cree en dragones. A decir verdad creo que nunca nadie creyó en vuestra existencia.
Lyodrán, echando humo por sus fosas nasales respondió:
-Te equivocas, aquellos que poseen una mente despierta y un corazón inocente han creído siempre en nosotros.
-Nadie os ha visto nunca -respondí.
-Los niños nos ven, tú nos ves. - Lo dijo pegando su hocico ahumado a mi boca.
-Ya no soy una niña. -Lyodrán se alejó unos pocos centímetros de mi cara para mirarme con detenimiento y dijo con solemnidad:
-Tu cuerpo ha envejecido, no así tu alma que aún guarda la ilusión de que aquello que imaginas puede existir.
-Aún así...- yo no podía dejar de dudar, dudar, dudar...
-Espera, -rugió el animal-, te propongo un trato: tú me sacarás a la luz, hablarás de mí como si fueras yo y yo, a cambio, escribiré cosas como si fueras tú.
-Un poco retorcido lo que propones.
-Puede ser, pero así nadie podrá saber si tú eres yo, si yo soy tú, si tú eres tú y no eres yo, o si yo soy yo y no soy tú.
-Me estoy mareando...-por San Jorge, cómo me daba vueltas la cabeza. Bien, respondí voy a confiar en tí y será mejor que no des al traste con este acuerdo, del que estoy en desacuerdo por no decir que no entiendo ni jota.
Lyodrán tomó aire y lo dejó salir muy despacio por la nariz, formando pequeños círculos de humo que iban agrandándose a medida que se elevaban hacia el techo y mirándome fijamente me dijo:
-Te voy a decir una cosa -y salió una gran humareda de su boca, señal de que perdía la paciencia y estaba a punto de lanzar llamas-; voy a mostrarme al mundo y tú estarás conmigo, pase lo que pase!
Lo miré fijamente y dando un traspiés a causa del mareo le respondí:
-Bien, que San Jorge me ampare!. Lidiar contigo no es nada fácil, pero creo que sí, que será mejor darte a conocer... y el que no crea, al carajo con él.
Y así fue como decidí sacar a Lyodrán a la luz.......

9 Pensamientos de los Maestros:

Arwen dijo...

Que envidiorra yo tambien quiero uno...dile a Lyudran que tengo espacio para otro como el...de verdad Carolina me encanta como escribes en tu blog...muchos besitos y saludos a tu precioso Dragon...

Carolina dijo...

Gracias guapa, estamos encantados, Lyodrán y yo de tenerte aquí con nosotros. Besos!!!

Belén dijo...

Ya era hora de que presentaras al pobre bichejo... y de paso, aprovecha y hazle un cubil nuevo que el que tiene, se le ha quedado pequeño.

TonyG. dijo...

y come mucho? Se lleva bien con los hurones? son preguntillas sin importancia.
Mucha suerte con la puesta de largo.

Carolina dijo...

Pues come que lo flipas pero de eso hablaré otro día y en cuanto a los hurones claro que se lleva bien, ya sabes... la solidaridad entre animales. Gracias por escribir, me ha hecho mucha ilu. Besos!

Sidel dijo...

Me gusta su nombre,Lyodrán, ese dragón tuyo puede volar? cuentanos más cosas sobre él, es extraño en los tiempos que corren que poseas uno de ellos o el te posee a ti??? Saludos!

Carolina dijo...

1º- Puede volar pero es vago de narices.
2º- Contaré más cosas sobre él e incluso él hablará porque es tozudo y quiere hacerlo.
3º- La posesión es mútua: él no puede vivir sin mí y yo no puedo vivir sin él.

Vaeneria dijo...

Genial!!! Que suerte que aún haya dragones y que quieran salir a conocer al mundo. Mejor darles el gusto sino nos cocinan. Muy astuto el dragón... perdón, Lyodrán. Seguiré leyendo su historia.
Me fascina esta especie y realmente creo que Loydrán tiene razón, el que mantiene la ilusión viva hace que todo lo que imagina exista.
Qué bueno que ambos dependan el uno del otro, ya que ambos necesitan al otro para ser felices.
Me encantó!
Te invito a visitar mi blog de relatos :)
http://losrelatosdevaeneria.blogspot.com/

Carolina dijo...

Bienvenida Vaeneria!
No dudes que pasaré pronto a visitarte!
Un beso!

Tantas veces importa más el fuego del Dragón
Que la sal en la herida olvidas
Pero la cicatriz te recuerda
Los parches que existen en el corazón

La que vive conmigo

Mi foto
Carolina
Soy occidental pero mi corazón es oriental. Soy humana pero soy El Halcón. Todo en mí es pura contradicción. Maiko en proceso de aprendizaje.
Ver todo mi perfil

Translate

Vive Dios que no ha pisado la Tierra bestia equiparable al poderoso Dragón en lo que a fuerza y majestuosidad se refiere, y pocas hay en ellas tan dignas de los diligentes estudios de los hombres sabios

Gildas Magnus, Ars Draconia
Y esto que les he escrito, podría ser suficiente para satisfacer a cualquier hombre razonable de que existen serpientes voladoras y dragones en el mundo

Edward Topsell, 1658
Temblad y sufrid la ira de los Dragones pues nada es más poderoso, majestuoso y bello que un Dragón a punto de destruirte con un solo soplido de fuego
La Vida comenzó con el Fuego.
Su guardián, el Dragón.
El Fin de los Tiempos comenzará con el Fuego...

Dominar el Cielo, guardar el Infierno.
Tan alta misión es propiedad del Dragón.
No existirá jamás criatura alguna en este mundo capaz de ello...

 

Design by Blogger Buster | Distributed by Blogging Tips